Deseo y culpa

Deseo y culpa

Proyecto de Residencia artística de producción gráfica.

 

Deseo y Culpa

Artista: Alexis H Escalante

La representación del cuerpo humano supone para el artista una serie de preguntas tanto
filosóficas como técnicas que se relacionan al aspecto personal sobre qué es la belleza y cómo
ésta puede representarse, pero también al aspecto social sobre los cánones, gustos y
costumbres sociales a los que responde. En la serie Deseo y Culpa, Alexis Escalante elige a la
selfie y el nude como expresiones esenciales de la sexualidad y el erotismo contemporáneos,
apropiándose de imágenes de Instagram para crear una serie de grabados de “Adonis
desnudo.”
Estos cuerpos masculinos, además de estar hilvanados por su sensibilidad erótica, tienen como
denominador común el exponer sin reticencia la desnudez al gran espacio de la red, a la deriva
interpretativa y al uso y abuso de la imagen. Las fotografías incluyen a conocidos de Alexis,
amigos de la universidad, compañeros sentimentales así como a personas que el artista
solamente conoce a través de Instagram.
En este territorio de lo visual, se diluyen las fronteras entre lo público y lo privado, se confronta
la expresión ad libitum con las políticas del sitio, la voluntad del instagramer, la fotografía en sí
misma e intenciones tan diversas como el conjunto de todos los internautas. Se trata de una
arena en donde se encuentran las nociones apolíneas de la belleza -entendidas como la
armonía palpable en la proporción y la forma,- con el carácter dionisiaco del cuerpo desnudo,
puesto frente a la lascivia de los muchos, dando origen a lo perturbador y lo excitante, a la
culpa y el deseo.
La fotografía digital, carente de materialidad, es un signo que exacerba la cualidad de ausencia
de la fotografía. Así, lo intangible del soporte digital magnifica la representación instantánea de
un cuerpo y un tiempo que ya no son más. Alexis, confronta a la transitoriedad de la imagen de
Instagram, contraponiéndola a una técnica como lo es el grabado y devolviéndole así lo
corpóreo al proceso de creación de la imagen.
Las piezas aquí exhibidas son el producto final del punzón que rasga la cera, de lo mordiente
del aguafuerte en el cobre, de la penetración de la tinta en el papel, del roce entre los rodillos
del tórculo que se abrazan, se estrangulan y luego claudican, dejando atrás una humedad
nueva a ser devorada por el tiempo.
De esta manera, Alexis explora en la galería de su erotismo personal las posibilidades del
encuentro entre el objeto de deseo y la ausencia, la proximidad y la distancia, la contemplación
y el consumo y la apropiación y la libertad, en un proceso que debería de ser análogo a nuestra
búsqueda de preguntas, experiencias y nuevas preguntas para una sociedad que no discrimine
al individuo por el fruto de su sexualidad y su mirada.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.